Abanca lidera la banca española en incremento de márgenes y comisiones

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Abanca lidera la banca española en incremento de márgenes y comisiones


Desde hace años, el plan de Abanca para combatir el entorno actual de tasas de interés próximos a cero es elevar sus ingresos ordinarios vía mayores márgenes e ingresos por comisiones. La estrategia está dando sus frutos: la entidad gallega lideró en el primer trimestre el crecimiento del sector bancario español por estos conceptos.

Los resultados de Abanca, perteneciente al grupo Banesco, correspondientes al primer trimestre del año, presentados ayer, muestran que fue, con un 13,4% interanual, la entidad española que más elevó su margen básico durante este periodo, gracias a la acción conjunta de un mayor margen de intereses (creció un 14,9%) y de los mayores ingresos por servicios bancarios y no bancarios como la venta de fondos o seguros (se elevaron un 9,1%).

En un entorno de políticas monetarias ultraexpansivas como el actual, los márgenes de intereses (la diferencia entre lo que cobra por prestar y lo que paga por tomar prestado) tienden a caer. Sin embargo, Abanca ha logrado mejorar su spread en el último año, rebajando el costo medio de sus nuevos depósitos desde el 0,11% hasta el 0,07% en el último año y manteniendo casi plano el rendimiento medio de sus nuevos préstamos (pasan del 1,79% al 1,78%) respecto al primer trimestre de 2017, reseña expansión.com

Por el lado de las comisiones, el banco presidido provisionalmente por Eduardo Eraña (en sustitución de Juan Carlos Escotet, que se ha ido a Venezuela a gestionar la crisis de Banesco) está volcado en la comercialización de productos de ahorro e inversión fuera de balance: crecieron un 19,2% entre enero y marzo, el triple de lo que se elevaron los depósitos de la clientela en ese mismo periodo. Los ingresos por venta de seguros, por ejemplo, fueron un 22,3% mayor respecto al año pasado. A estos habría que sumar incrementos en el entorno de los dos dígitos en colocación de terminales electrónicos de punto de venta (TPV, un 11%) y de tarjetas (9%).

Un exceso de capital de 2.000 millones

Más allá de los aspectos comerciales, Abanca ha sido una de las entidades bancarias españolas que se han visto penalizadas por la entrada en vigor de la nueva norma internacional de provisiones, que pasa de un cálculo de dotaciones por pérdida incurrida a un modelo de pérdida esperada (norma conocida como IFRS 9). El banco gallego sufrió en el primer trimestre del año un impacto negativo por esta nueva regulación de 18 puntos básicos en su ratio de capital de máxima calidad (CET1 fully loaded).

Este impacto, no obstante, no impide que Abanca, entidad rescatada por el Frob en 2012, luzca una ratio CET1 del 14,9%, muy por encima de los requerimientos fijados por las autoridades. Tanto es así, que la propia entidad reconoce en su presentación de resultados que dispone de un «exceso» de capital de unos 2.015 millones de euros sobre sus requisitos mínimos de solvencia.

Este colchón de capital difícilmente se verá comprometido, en el caso de Abanca, por los activos improductivos que puedan permanecer en el balance de la entidad, ya que el banco gallego, que traspasó su legado inmobiliario al banco malo (Sareb) a finales de 2012, presenta en el primer trimestre del año el segundo mejor porcentaje de crédito dudoso y adjudicados respecto a su activo: un 2,2%.

La entidad controlada por el grupo Banesco obtuvo en el primer trimestre del año un beneficio de 155,3 millones de euros, un 1,5% más que en el mismo periodo del año anterior.

Te podría interesar también