Siempre que estamos enfermos no falta que alguien diga que en realidad podría ser peor y que deberíamos agradecer que no lo es, probablemente sí, pero hay padecimientos que no dejan nada a la imaginación cuando se trata de pensar lo dramático que deber ser pasar por una situación de este tipo.

Como sabes, hay muchas enfermedades raras, aquellas que la ciencia no alcanza a definir por qué no conoce la extensión completa de sus causas, las reconoce y debe buscar tratamiento para ellas, pero no puede determinar ciertamente a qué se deben.

En este recuento de De10.mx podrás ver, gracias a 22 words, los padecimientos que en verdad, no quieres sufrir jamás…

El síndrome de Parry- Romberg

El desorden causa un colapso permanente del rostro con la decoloración de la piel. No hay forma de curarse de ello, pero el problema puede ser tratado con reconstrucción facial, aunque es difícil que la cara vuelva a ser la misma. La enfermedad afecta más a mujeres en la adolescencia.

El síndrome de capillary leak sistémico (SCLS)

En este raro desorden permite que tus células endoteliales empiecen a “gotear” plasma. Esta sustancia se queda en tu cuerpo, así que si no te tratas puede ser mortal. Al tener muchos fluidos te verás hinchado, pero con tratamiento a tiempo, no tendrás de que preocuparte.

Alexia

En inglés el nombre de este padecimiento es Alexia without Agraphia, lo que significa que puedes hablar, pero no leer. Generalmente ocurre tras un accidente cerebrovascular, que puede dañar ciertas parte de tu cerebro. Es seguro que tendrás que aprender a leer si esto sucediera.

Síndrome de la mano extraña

Literalmente no puede controlar los movimientos de tu mano, parece que se mueve con inteligencia propia. Algunos de los que lo padecen aseguran que su propia mano puede intentar ahorcarlos, pegarles o arrancar su ropa. Puede deberse también a un accidente vascular o un aneurisma.

Argiria

La gente que lo padece acumula plata en su sangre lo que provoca que se pongan azules como un pitufo. No hay riesgo de que enfermes de muerte, pero la mala noticia es que si ya estás azul, el color no se va a quitar.

Malformación de Chiari

En honor al patólogo Hans Chiari es una enfermedad que permite que el cerebro se una con la columna vertebral debido a la forma del cráneo, esto provoca que creas que no tienes que dormir, así tu cerebro nunca tendría que descansar… nunca. Los peores casos no han dormido por días enteros.

Hipersexualidad

Es una compulsión que te obliga a querer tener sexo ¡todo el tiempo! Como un trastorno obsesivo que es, no te permite pensar en nada hasta que tengas un encuentro sexual. Puede deberse a un trauma, o a una situación que está molestándote y así encuentra su respuesta física.

El síndrome del Leñador Francés

En Maine en 1878 se descubrió que un grupo de leñadores franco canadienses no paraban de gritar ante la menor provocación, estos hombres grandes, velludos y grotescos también eran capaces de hacer lo que les pidieras siempre y cuando les dieras una orden. No se sabe qué lo causa, pero es real.

Síndrome de la Excitación Sexual Permanente

Antes ni siquiera era reconocido como un padecimiento, fue hasta 2001 que se le consideró como tal y a pesar de que sonaría como algo excitante, la gente que lo sufre sabe que no puede tener una vida normal por ello. El clímax llega sin siquiera quererlo.

La enfermedad del sueño

Siempre te sientes cansado y como si fuera a darte gripe, pero en realidad nunca pasó nada. Tu cuerpo está como congelado, pero tu estás despierto. Puede ser un padecimiento mortal, pero es muy raro. Quienes se recuperan de la enfermedad pueden ser sexualmente violentos para siempre.

Comentarios